advierten expertos, por lo que más vale considerar cuatro estudios previo a seleccionar un terreno.

MECÁNICA DE SUELOS

Antes de comprar, es importante realizar un estudio de mecánica de suelos.

Con este análisis se determina el tipo de cimentación que se requiere y si hay presupuesto para efectuarla.

APEOS Y DESLINDES

Realizar apeos y deslindes permitirá validar que la superficie del predio coincida con la descrita en las escrituras.

GEOLÓGICOS E HIDROLÓGICOS

Los estudios geológicos e hidrológicos tienen el objetivo de conocer la parte de terreno que no vemos, es decir, todo lo que está por debajo de él.

ENFOQUE ALTERNO

Para valorar un terreno también puedes emplear un enfoque alterno, como el feng shui.

Según la filosofía china, al decidir se debe analizar la inclinación del lote, flujo de agua, posición con respecto a las montañas y su forma, entre otros.

El objetivo es lograr que el flujo de energía que respira y fluye por tu hogar sea el mejor que se pueda lograr dentro de tu casa.

Los ideales son aquellos que en la parte trasera cuentan con un respaldo, como un edificio grande o una montaña.

Además, el terreno debe ser lo más cuadrado posible.